martes, 6 de mayo de 2014

A NORTHMEN IN MADRID ZOO

Hi folks,

Si, por el título se deduce que estoy escribiendo esta entrada en Madrid, tierra patria que me acoge durante unos días por asuntos laborales que me llevaran a partir del jueves a la ciudad de Panamá.
Madrid, bonita ciudad sin duda, se caracteriza desde mi punto de vista por ser una ciudad dinamica, alegre, con amplia oferta socio cultural, gastronomica, asi como por su multiculturalidad. Una gran ciudad, SI, PERO....

Antes de comenzar con la explicación a la puntualización quiero decir que no deseo que nadie se sienta ofendido, es mi opinión, simplemente, y como esto en mi blog pues escribo lo que quiero (igualmente acepto los comentarios)

SI, PERO.... hoy he podido descubrir que es lo que siente un animal en un zoológico y no me ha gustado lo mas mínimo!!. Esta tarde acabada la jornada, he aprovechado para ir a correr un ratillo. He salido de mi hotel (en Gran Vía) con dirección al parque del retiro, la zona verde mas cercana, y la sensación ha sido de agobio desde el primer minuto, bien es cierto que yo, a pesar de ser de la siempre calurosa Murcia, estoy mas que aclimatado al clima del norte de Escocia y los cerca de 30 grados con viento cálido del sur no ayudan mucho, pero lo peor no es eso, lo peor ha sido cuando, tras sortear a los viandantes y hacer las respectivas paradas en semáforos, he llegado al retiro ya que yo pensaba que allí podría relajarme. bonnnggg craso error, Una vez allí la percepción de estar enjaulado me ha asaltado desde el primer momento, en la primera vuelta he ido por el perímetro y era de todo menos plácido, luego para evitarlo un poco he ido por caminos internos del parque, pero aún así, durante la hora y cuarto que he corrido pues he extrañado mucho una cosa sencilla: tranquilidad y naturaleza.

Y el caso es que posiblemente, como ya aclimatado northmen, este malacostumbrado a la naturaleza libre y pura de Escocia, el domingo corrí 21,5 km sin ver ni un solo coche salvo en los 3,5 de los últimos kilómetros de entrada a la ciudad. Siendo todo el recorrido por una Green Circular Path que bordea la ciudad siguiendo en este cuarto de recorrido el curso de un río. Y claro, como las comparaciones son odiosas, pues pasar de esto a correr con ruido y humo en Madrid, da como resultado que me haya sentido como si me metiesen en un zoo moderno sin jaulas, pero encerrado!

No obstante, se que esto es para mi solo cuestión de un par de días, pero me parece muy triste para la manada - Si, por numero de runners en el parque era una manada - madrileña. Algunos de ellos han nacido y crecido en cautividad dentro de este zoo y no saben que hay bosques y junglas fuera por lo que tienen la suerte del ignorante, pero para los que si lo han podido saborear realmente tiene que ser duro convivir con ello a diario.

En fin, es lo que tienen algunas grandes ciudades.

Ya contaré como es la experiencia de correr en Panamá el domingo, espero disponer de tiempo libre para ir a la carrera.

Un saludo y buena suerte