miércoles, 16 de enero de 2013

PALMERAS DE HOJALDRE y NUEVA MUTACIÓN

Hi Folks!

La entrada de esta semana la voy a hacer muy suculenta....



Estas deliciosas palmeritas, con diferencia mi dulce favorito (ejemplo de que no soy muy goloso como puede ser también que prefiero el chocolate puro de 90% al que lleva leche), me las hizo mi repostera particular el fin de semana pasado como capricho por mi 32 cumpleaños. Así, el sabado cuando abrí la puerta de casa tras llegar de correr 20 kilometros me las vi encima de la mesa como diciendome "comeme" y claro con el indice glucimico por los suelos y el estomago mas vacio que mi monedero (nunca llevo dinero) pues calleron dos en un visto y no visto antes de la ducha.... y estaban buenisimas!!!. Que conste que han sido el único capricho que me he permitido en toda la semana pasada.

En lo que se refiere a los entrenamientos poco a poco me voy soltando y cada vez termino los entrenamientos con mejores sensaciones, con menos sufrimiento y con mas distancia recorrida. Esta semana la terminaré si todo va como ha de ir con unos 74km distribuidos entre sesiones de cuestas, unos cuantos Tabatas, un trote cochinero, tres salidas de ritmo medio en progresión y una tirada larga de 21 o 22 km. Es decir una semana casi completa, solo faltan series largas, pero para eso he de esperar unas tres semanas más, para cuando empiece una nueva mutación animal. Lo cual me recuerda que puedo decir que he adquirido una nueva forma, ya no se corresponde con el rinoceronte sino más bien con el Bisonte, por un lado y aunque la báscula se empeña en decirme que no, yo me noto más ligero, y por otro entre tanta capa que he de usar para salir a correr parezco eso, un bisonte con todo su pelaje bien preparado para el frío.

Porque frío hace y mucho, desde el 1 de enero los termómetros no se levantan de 1 o 2 grados máximo, ayer mismo cuando salí sobre las 7 a correr estábamos a unos -3ºC y con una sensación térmica de -7ºC gracias al viento del Noreste que soplaba a unos 28-30 km/h, poco para lo que sopla por estas tierras pero suficiente como para ayudar a que el sudor se quedase congelado en cuestión de segundos. Sin embargo, cuando uno termina con un tabata no tiene la menor sensación de frío, mas bien todo lo contrario.

Bueno, ya iré contando más.
Un saludo y buena suerte.