martes, 26 de marzo de 2013

CHECKPOINT

Hi Folks!

Desde ayer lunes ya ha empezado la cuenta atrás para la carrera de 42 kilómetros, tres semanas por delante para terminar de afinar y dejar al cuerpo descansar y recuperar de la carga de trabajo, es decir hacer el famoso tapering. 
En cuanto a la pasada semana he de decir que resultó un poco atípica ya que venía de hacer una tirada larga de 31km  y tenía el domingo un test de medio maratón, en teoría debía ir todo bien, pero en lo que a entrenamientos se refiere no pude completar nada de lo planeado por culpa de un dolor intenso en la rodilla derecha, es similar al que he tenido otras veces, por lo que entiendo que era el tendón rotuliano que estaba algo cargado. 

A esto hay que añadir la enésima semana de frío y nevadas de este invierno, por que aquí la primavera no llega, con lo que se hacía difícil entrar en calor incluso con 4 abrigos!! 

Así pues el Sábado salimos hacía Aberdeen evidentemente con ganas de hacer el viaje y disfrutar de la ciudad, pero claro está yo tenía mis dudas sobre el comportamiento de la rodilla. La nieve y el viento nos hizo compañía durante casi todo el viaje (tengo vídeos de Ana que lo demuestran, pero no han paso el corte de la censura, jeje)

Aprovechamos para ver la ciudad y conocer en persona a Vicente (Vigaro) que anda volando por estas tierras, porque no corre el colega, vuela!!. La semana pasada 53 km a 4'44, el sábado gana un park run, y para el domingo se deja fácilmente convencer para correr la media y hace marca personal, un crack!

En cuanto a mi carrera, yo iba por otras metas, como era coger mi ritmo sostenido de 5'10/5'15 que es el que quiero llevar en tres semanas. El recorrido ya sabía a priori que no era el propicio para llevar un ritmo constante debido a la tendencia de subida alternada con algunas bajadas, y mucho menos el tiempo con viento en los últimos 10 km y en ocasiones acompañado por nieve, y claro una temperatura de 0-1ºC y con sensación térmica de unos -5ºC.

A pesar de encontrarme muy pesado de piernas, con molestias en las bajadas y con pulsaciones medias altas, al final el tiempo salió el que quería, que es lo importante. Lo que lleva a una lectura positiva de que, teniendo en cuenta el perfil de maraton, puedo llevar el ritmo que tengo planeado con "facilidad" para los 42km, y si las condiciones metereologicas son mas favorables pues mejor que mejor.

En resumen buen fin de semana: buena viaje con inmejorable compañía, buena comida (la calzone que me comí el sábado estaba espectacular), nuevas amistades, resultados aceptables en carrera e incluso Lola aprendió a usar una puerta giratoria, eso si le costó un par de golpecillos, jeje


En la foto estamos escoltando a Flash! El escoces con la mejor salida y peor llegada de la historia



Ana y Bea ya tienen su parcela de 5000m2 en el cielo por aguantarnos


Como siempre,
Un saludo y buena suerte!